Seleccionar página

La conciencia del habitante de un planeta cualquiera tiene un nivel de conciencia que permanece entrelazada con él, lo que gana el individuo lo gana el planeta y lo que gane el planeta lo gana el individuo.

 

–¿Cómo funciona la conciencia?

–Imaginad que existe una red de energía estructural en vuestro universo. De momento solo tenéis referencias teóricas de ella, la llamáis Energía Negra. De ella se genera la gravedad, esa fuerza que os trae de cabeza. Pero como ésta no es una clase de física, podéis imaginar que esa red estructural está viva y, como es estructural, conecta y sostiene todo. Y además, como tampoco es una clase de biología, podéis imaginar que el cuerpo celular de vuestras neuronas, en todo el cuerpo, reacciona a esta red.
Es a la suma de todas esas reacciones a lo que llamáis conciencia.

–Las neuronas son como antenas entonces.

–Ja, ja, ja. ¡esa es una reducción demasiado simplista de lo que he dicho!

–¿Y cómo debería verlo entonces?

–Imaginad todas las neuronas de vuestro cuerpo formando una primera red. Esa red, en la que cada neurona es un nodo independiente que comparte su información con los otros nodos, con las otras neuronas, a la vez que está reaccionando con la red estructural que es lo que llamáis energía negra.
Y fijaros bien, he escogido la palabra re-accionando. Es un intercambio de reacciones. La información va y viene. A mayor capacidad de reacción, más conciencia.

–¿Y cómo es que sucede en el cuerpo, en nuestra vida?

–El de las neuronas es el primer nivel de la red. Los núcleos del resto de vuestras células forman otros niveles, otras redes, conectados todos con el de las neuronas.
Y eso os lo respondo así porque preguntáis por el cuerpo. Pero hay más redes, como la de los pensamientos o como la de las emociones.

–Así que los pensamientos son conciencia a cierto nivel y las emociones también.

–Y las sensaciones ¿has probado un mango? Su forma medio ovalada, su color amarillento, su textura fibrosa y hasta el sabor ácido inicial que da paso al dulzor profundo que permanece en tu gusto son sensaciones y parte de los mecanismos de tu cuerpo para percibir la conciencia.

–Joder, que raro eres hablando. Primero dices que la conciencia es una especie de reacción y ahora que se percibe.

–Estáis demasiado apegados a la idea de que la conciencia es una especie de sentido humano, cuando en realidad es el resultado de experimentar la relación con vuestro universo, que está vivo: a más capacidad de interacción, más conciencia, porque percibís más información.
Hoy sois más conscientes porque hace 100 años no entendíais de sentimientos y, ahora, mejor. Y no es que hace un siglo los sentimientos no estuvieran allí, es solo que no los percibíais.
Más conciencia significa que aumentáis vuestra capacidad de registrar y reaccionar a cosas que, aun estando allí antes, no las veíais. Es muy sencillo.

–Pensaré en ello. Gracias.

–A ti.

 

 

Este mensaje tiene el objetivo de imaginar cómo pueden ser las cosas.

Por eso este trabajo toma el formato de entrevista, un diálogo que se desarrolla con la idea que quiero exponer, como si la idea estuviera viva y pudiera hablar y responder a cada una de mis dudas sobre sus motivos, sus razones y su razón de ser.

La conciencia es el resultado de la conexión del ser humano con la red estructural de universo. Sentimientos, pensamientos, emociones y sensciones son parte de lo que surge de esa conexión.

Artículos Relacionados

Siguenos para estar al día
Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que tengas una mejor experiencia de usuario. Solicitamos tu permiso antes de seguir navegando, porque es necesario tu consentimiento expreso de aceptación de cookies y de nuestra política de cookies que puedes ver aquí. Haz clic en el botón Aceptar antes de seguir. ACEPTAR

Aviso de cookies